Sorbete de limón

Cómo hacer un rico sorbete

Sorbete sin alcohol

En ocasiones solemos estar acostumbrados a degustar los sorbetes de limón con cualquier clase de alcohol que maride bien con esta clase de bebida, aunque no siempre debe tener alcohol y en esta entrada vamos a enseñaros a preparar de una manera sencilla un sorbete de limón sin alcohol que podrá beber toda la familia.

Vamos a preparar una buena cantidad para que nos dure un par de días en la nevera, aunque dependerá de cuántos seamos en casa o cuántas personas tengamos pensado invitar si vamos a hacer una fiesta, comida o cena por ejemplo.

Sorbete sin alcohol

Ingredientes

Para preparar este sorbete se necesitan estos ingredientes:

  • 750 mililitros de zumo de limón.
  • 2 litros de agua.
  • 750 gramos de azúcar.
  • 6 claras de huevo.
  • Ralladura de limón.
  • Un poco de sal.

Modo de elaboración

Comenzaremos exprimiendo bien todos los limones y el zumo lo pondremos en una cazuela junto al agua, el azúcar y la ralladura de dos limones, por ejemplo. Tendremos esta mezcla cociendo a fuego medio durante unos 8 minutos, removiendo periódicamente para conseguir que el sabor de todos los ingredientes se ligue entre sí y también que el azúcar se disuelva.

Cuando acabemos lo dejaremos enfriar y cuando esté frío lo pasaremos todo a un bol, pero a través de un tamiz o colador grande, para poder retener la ralladura de limón o cualquier otra clase de impureza.

En un bol batiremos las claras de huevo junto a una pizca de sal y azúcar, lo que tendremos que hacer es dejarlas a punto de nieve. Cuando lo hayamos conseguido, las incorporaremos al bol donde tenemos el resto de ingredientes y lo haremos con mucho cuidado, poco a poco, con movimientos envolventes.

Una vez estén integrados los ingredientes ya se puede batir con las varillas pero suave. Después taparemos el bol con papel film transparente y lo meteremos al congelador durante unas dos horas aproximadamente y cada media hora lo removeremos, para evitar que se congele y sigan mezclándose bien todos los sabores y pasado ese tiempo ya tendremos listo este delicioso sorbete listo para servir y para que todos los asistentes puedan degustarlo.

Consejos

Si vemos que en cuanto a ingredientes son mucha cantidad, lo que podemos hacer es reducir las cantidades de manera proporcional y así poder adecuarlas a lo que tenemos pensado y no hacer una gran cantidad de litros si somos pocas personas en casa, porque acabará perdiéndose.