Sorbete de limón

Cómo hacer un rico sorbete

Sorbete de limón sin azúcar

Me encanta terminar el día con este dulce, un sorbete de limón sin azúcar, por lo tanto se puede decir que es muy saludable y que tiene menos calorías. El otro día unos amigos me invitaron a probar su receta de ceviche peruano, y la acompañó de unos cócteles de color rojo, y yo pude llevar el postre, como no, mi sorbete de limón sin azúcar.

Antes de preparar yo el sorbete lo compraba en el supermercado, supongo que como todos, pero no me gustaba nada, pues su sabor es muy artificial.

Sorbete de limón sin azúcar

Nada que ver con este sorbete casero que está lleno de sabor a limón. Su sabor es como la fruta en la forma más pura. Y no es de extrañar, pues este sorbete apenas tiene 3 ingredientes y uno de ellos es agua. Sólo la ralladura y el jugo de limón, miel y agua. Perfecto para dietas paleo.

Aunque no tengas heladera, se puede hacer igualmente. Tienes todas las indicaciones en la receta.

He hecho esta misma receta con diferentes tipos de edulcorantes, pero sin duda, la miel es mi favorito. El limón y la miel siempre van bien juntos.

Ingredientes para 4 tazas de sorbete

  • 500 ml de agua
  • 360 ml de jugo de limón recién exprimido (serán unos 8-10 limones)
  • 170 gr de miel
  • 2 cucharadas de la ralladura de la piel de limón

Preparación paso a paso:

  1. Horas antes de la preparación de la receta, ponemos el bol de la heladera en el congelador para que se vaya enfriando.
  2. En una olla pequeña, mezclamos el agua, la ralladura de limón y la miel, y lo ponemos a calentar a fuego medio, removiendo de vez en cuando. Lo dejamos cocer hasta que la miel se disuelva en el líquido. No tiene porque llegar a hervir, con que esté un poco caliente ya se disolverá.
  3. Retiramos la olla del fuego y añadimos el jugo de limón. Removemos para que todos los ingredientes se integren, probamos y ajustamos el dulzor si es necesario. Podemos añadir más o menos miel según nuestros gustos.
  4. Vertemos la mezcla en un recipiente hermético, lo tapamos y lo introducimos en el frigorífico durante 2 horas, hasta que se enfríe del todo.
  5. Vierte el sorbete frío en el bol de la heladera y configúralo según las instrucciones del aparato.
  6. Cuando termine, transferimos el sorbete a un molde de metal, y lo volvemos a meter en el congelador durante otras 2 horas, hasta que tenga una consistencia sólida.

Notas:

  • Si no tienes heladera también puedes hacerlo, simplemente tienes que dejarlo en el congelador durante 2 horas y, cada 20 minutos, rasparlo con una cuchara para que el aire entre.
  • También se puede realizar esta receta con azúcar de coco en vez de miel. Este azúcar tiene un color marrón, por lo que el color del sorbete saldrá marrón en vez de amarillo. Si utilizas azúcar de coco, utiliza 1 taza, o más si te gusta más dulzón.