Sorbete de limón

Cómo hacer un rico sorbete

Sorbete de limón helado

Si te encantan los polos, te encantarán los sorbetes. Prepararlo sólo te lleva 15 minutos, lo que pasa es que tendrás que esperar unas cuantas horas hasta que tenga la consistencia perfecta para poder servirlo.

Si quieres darle ese punto de alcohol tan chispeante, puedes añadir 2 cucharadas de vodka. Y puedes hacer tus mezclas para cambiar su sabor de muchísimas maneras. Mezcla varios zumos de tus frutas favoritas, o añádele hierbas aromáticas.

Sorbete de limón helado

Siempre recomiendo que el zumo que añadas sea natural, anda de saborizantes artificiales o se notarán. Además es una buena manera de tomar fruta. Después de probarlo, y ver lo fácil que resulta hacerlo, ya no volverás a tomar más helado.

Ingredientes necesarios para hacer 4 raciones

  • 125 gr de azúcar glas
  • 480 ml de agua caliente
  • 1 cucharada de ralladura de limón, lo más fina posible
  • 360 ml de zumo de limón
  • 2 claras de huevo, ligeramente batidas
  • conos de helado, para servir (opcional)

Método de elaboración del sorbete de limón:

Mezcla el azúcar con el agua caliente y la ralladura de limón en una cazuela a fuego medio. Cocina los ingredientes durante 5 minutos o hasta que el azúcar se disuelva, removiéndolo de vez en cuando.

Reduce la temperatura a fuego lento, y deja que se reduzca durante 10 minutos, sin removerlo. Al final queremos que la mezcla se espese ligeramente.

Apaga el fuego y deja que enfríe completamente en la encimera.

Con un colador, cuela la mezcla sobre un recipiente. Vierte el zumo de limón y remuévelo. Vierte la mezcla en un recipiente de 20x30 cm y cúbrelo por completo. Introdúcelo en el congelador durante aproximadamente 2 horas, hasta que consiga una textura firme.

Transfiere la mezcla a un procesador de alimentos. Añade las claras de huevo y bátelo hasta que tenga una consistencia suave, pero no esté derretido.

Vuelve a verter la mezcla en el recipiente y a congelarlo de nuevo, esta vez por 3 horas o hasta que esté firme.

Para servirlo, cógelo con una cuchara para helados, para hacerlo bolas y servirlo encima de los conos para helados. De esta manera tendrá la apariencia de un helado, pero sin tanta grasa, y con el poder refrescante del limón.

Notas.

Lava muy bien la piel de los limones antes de rallarlo, ya que los limones suelen estar recubiertos de cera, a menos que sean orgánicos. Yo los suelo comprar siempre orgánicos, porque me parecen de mejor calidad.

El sorbete de limón resulta perfecto después de una comida como el bacalao al pil pil.