Sorbete de limón

Cómo hacer un rico sorbete

Sorbete de limón fácil

Aunque suene un poco exagerada, todavía no he encontrado un sorbete de limón en el supermercado que no tenga sabor a limpiador de cristales. Por suerte para mi, el sorbete es un postre muy fácil de elaborar en casa, así que vale la pena hacerlo cuando te apetezca, en vez de comprar lo que venden en las tiendas. Me pasa también con los buñuelos, en la web Todo Buñuelos tengo un montón de recetas fáciles, y no me merece la pena comprarlos.

Y estarás pensando, claro, tu tienes una heladera y lo puedes hacer, pero yo no tengo. No hay problema, ni siquiera tienes que tener una heladera para hacer esta receta de sorbete super fácil que te traigo a continuación.

Sorbete de limón fácil

Me gusta más el sorbete que el helado, principalmente porque tiene menos grasa. Un sorbete sólo tiene 3 ingredientes: agua, azúcar y sabor (que puede ser un zumo de frutas). La fórmula es muy sencilla.

El sabor a limón es un clásico, es el que ponen siempre en las bodas después del pescado, pero para mi es el mejor, porque me resulta super refrescante. A partir de esta receta, podrás elaborar tus propios sorbetes con otros sabores.

Estos ingredientes son para aproximadamente 5 tazas de sorbete.

Ingredientes para el sorbete de limón

  • 420 ml de agua
  • 400 gr de azúcar
  • 480 ml de zumo de limón recién exprimido
  • 1 o 2 cucharadas de ralladura de limón

Procedimiento:

Ponemos una cazuela de tamaño pequeño a calentar a fuego medio, y vertemos en su interior el agua y el azúcar. Dejamos que los ingredientes se calienten hasta que el agua llegue a ebullición y el azúcar se disuelva. En apenas 1 minutos estará completado.

Retiramos la cazuela del fuego y dejamos que se enfríe a temperatura ambiente. Añadimos el zumo de limón y su ralladura.

Vertemos la mezcla en el recipiente de una heladora y lo ponemos en funcionamiento según las instrucciones del fabricante. Cuando el agua se haya congelado en cristales de hielo traspasamos el sorbete a otro recipiente hermético. Lo cubrimos y lo introducimos en el congelador hasta que esté listo para servir.

A la hora de servirlo, lo cogemos con una cuchara de helado para que se formen bolas, y lo ponemos en una copa de helado.

Cómo hacer el sorbete sin una heladera:

Si no dispones de esta herramienta, puedes transferir la mezcla a una bandeja de metal (las de horno pueden servir) y congelarlo hasta que tenga una consistencia firme (el proceso llevará aproximadamente 2 o 3 horas). Tendrás que removerlo tu mismo con ayuda de un tenedor cada media hora.