Sorbete de limón

Cómo hacer un rico sorbete

Sorbete de limón en Thermomix

Cuando aprieta el calor y tenemos sed hay muy pocas cosas que puedan refrescarnos y calmar la sed. Un refresco hace lo que su nombre indica, pero su índice de azúcar hará que pronto tengamos más sed, por tanto, lo mejor es o el agua o algún zumo o combinado de frutas, especialmente las cítricas como el limón.

Si hablamos de limón, de calmar la sed y de refrescarse, es imposible no pensar en un sorbete de limón, una de las elaboraciones más sencillas de hacer y que más se consumen durante el verano.

Sorbete de limón en Thermomix

Además es tan sencilla y rápida de hacer que seguro que no dejarás pasar la oportunidad de hacerla cuando apriete el calor.

Ingredientes

Para la elaboración de este delicioso sorbete con la Thermomix necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 6 limones grandes.
  • 2 claras de huevo (opcionales)
  • 350 gramos de azúcar.
  • Cubitos de hielo.

Cómo hacer el sorbete de limón

Comenzaremos pelando los limones con un cuchillo bien afilado y asegurándonos de que le quitamos toda la parte blanca, porque da un sabor bastante amargo y no nos interesa para esta elaboración.

Cuando los tengamos pelados y libres de la fibra blanca, les quitaremos las pepitas, los cortamos en trozos y los reservaremos. Por otro lado echaremos todo el azúcar en el vaso de la Thermomix y lo pulverizaremos durante 40 segundos en velocidad progresiva 5-7-9.

Tras ello incorporaremos los trozos de limones y unos cuantos cubitos de hielo y lo trituraremos todo durante dos minutos y medio a velocidad progresiva 5-7-9. Si no queremos incorporarle la clara de huevo, el sorbete ya estará listo para servir y si queremos con la clara lo que tenemos que hacer es montar la clara, echarle azúcar y después incorporarla al resto del sorbete, remover bien y servir.

Consejos

Si os parece demasiada cantidad de azúcar, se puede echar su equivalencia en edulcorante o quizá echar menos azúcar y un poco más de agua, para matar el sabor ácido que tienen los limones. También podemos acompañarlo con unas hojas de menta troceadas, le aportarán un sabor delicioso y un toque muy veraniego.

Para que la bebida aguante mucho más tiempo fría, lo mejor es utilizar cubitos de hielo macizos como los que venden en las bolsas de los supermercados. El hielo que hace nuestra nevera es válido para esta elaboración pero al ser más poroso se derrite más rápido y se agua la bebida, restándole un poco de intensidad.